Mi pareja nunca irá a Hawaii y sé más de Kona de lo que nunca imaginé

En tercero de la ESO yo tenía que haber estudiado Geografía mundial, es lo que el sistema educativo marcaba. Sin embargo, don Lauro, mi profesor, decidió que era mejor y más útil que volviésemos a estudiar Historia Antigua. Gracias a él descubrí la que sería una de mis pasiones para toda la vida, pero también que tendría para siempre problemas para identificar países, capitales y banderas. Siempre me olvido exactamente de donde está Bulgaria, no me sé los colores de la bandera de Chile, y de la capital Kenia ya ni hablamos. Sin embargo, hay una ciudad que creo que siempre sabré ubicar: Kona, en el lado occidental del condado de Hawaii y una de las zonas más turísticas de la gran isla.

Seguramente, y si eres una persona normal, esta ciudad ni te suene. No la habrás estudiado ni aunque en 3ª de la ESO te librases del don Lauro de tu cole. Pero si tu hermano, amiga, primo, hijo o novia es triatleta (y sobre todo si estás leyendo esto)… ya sabes de lo que hablo. Especialmente estas últimas semanas. Que si Kona es la leche, que si sería mi sueño competir en Kona, que sí mira esta foto de Kona, que si que vídeo más estupendo de Kona, que si vaya bicis que se ven en Kona, que si Gurutze va ir a Kona… ¿Que qué hay en Kona?

No sé cómo todavía hay alguien en este mundo que no sabe que allí se celebra cada año el Ironman World Championship. Es decir, el Mundial de los hombres de acero, una competición que hace dos años ni sabía que existía pero de la que ahora, suerte la mía, sé muchos detalles. Al principio intenté sacar el lado positivo a esa obsesión por Kona y pensar en el viajazo que nos podíamos pegar (Vitoria o Marina D’or no están mal, pero Hawaii y sus playas paradisiacas suenan diferente).

Pero resulta que para competir en Kona no hacen falta solo ganas y (mucho) dinero. Para ir a Kona hay que “CLASIFICARSE”. Así, con mayúsculas, fue como me lo explicó mi triatleta hace ya como un año y medio, la primera vez que oí el nombre de esa ciudad. Para poder ser un Hombre de Acero en Hawaii hay que ser uno de los primeros superhombres en cualquier otro Ironman.

Así que de momento toca ir guardando el collar de flores, la falda de flecos y el bikini de cocos, porque aunque para mi @IronBolly es el número 1, me temo que la CLASIFICACIÓN aún está muy lejos. De momento toca conformarse con las explicaciones, documentales, vídeos, reportajes e historietas varias sobre hombres de acero e ídolos deportivos surcando aguas ¿caribeñas? ¿del Pacífico? (maldita geografía ), corriendo entre palmeras y pedaleando entre cerdos y caballos salvajes. Historias que, al menos, me han enseñado más topografía que don Lauro.

3 comentarios sobre “Mi pareja nunca irá a Hawaii y sé más de Kona de lo que nunca imaginé

    • el 13 octubre, 2016 a las 17:26
      Permalink

      Hehehe, ahora recordaremos Chile.
      Kenia, capital Nairobi.

      Me gustó tu entrada y sobre todo tus títulos, enganchan mucho.

      He conocido gente que tiene como objetivo en triatlón el clasificar para Kona dentro de 10 años o más. La verdad es que los chinos del IronMan tienen el negocio del siglo.

      Un saludo!

      Respuesta
  • el 13 octubre, 2016 a las 16:07
    Permalink

    Nunca es una palabra muy fuerte más ligada a la actitud que a la voluntad, uno de los lemas de la gente que hace IRONMAN es: «Nada es imposible»

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *