Cinco consejos de Iván Raña para iniciarse en la natación de un triatlón

¿Qué es lo que frena a mucha gente para lanzarse al triatlón? La natación… El agua asusta a muchos deportistas y la idea de hacer entre 1,5 y 3,8 kilómetros en el mar o en un pantano no es muy placentera si tu estilo se asemeja más al de un perrito que al de un nadador profesional…. y lo digo por experiencia.

La primera vez que empecé a prepararme un triatlón, nadar 300 metros en la piscina me parecía una odisea, mis primeros 750 metros de natación del tirón fueron una proeza y de mi primera carrera ni hablamos que algún día saldrá en vídeos de primera. Sin embargo todo es mejorar y ahora la piscina o alas aguas abiertas no asustan, tan solo imponen el respeto que nunca hay que perder.

Para los que comienzan con el triatlón, o para algunos que ya llevamos algo más de tiempo, Ivan Raña nos da unos consejillos para iniciarnos con la natación en una charla con Valenti Sanjuan.

piscina-rana2-natacion
Iván Raña durante un entrenamiento de natación en Sands Beach Active.
  • Hay que meterse en el agua. Parece una obviedad pero muchas veces vemos miles de vídeos de natación, leemos revistas, blogs y preparamos en el gimnasio nuestro salto al agua. Iván Raña asegura que lo importante desde el primer ‘mojarse’, sentir el agua, mantenerse en el medio y a partir de ahí evolucionar, pero siempre a remojo.
  • Ve estirado. Hay que procurar tgener el cuerpo recto cuando nadamos. Tenemos que tener los abdominales contraídos e ir muy estirados. No podemos ir doblados, las piernas se nos irán al fondo del agua y cuando más rectos vayamos más avanzaremos porque penetraremos mejor el agua.
  • Control de la patada. Muchas veces en natación creemos que dar patadas al agua como si fuera un balón de fútbol nos hará ir más rápido. Pues no. No hay que ‘reventar’ el agua sino que se trata de una batida constante pero no excesivamente intensa que nos permita estar estables en el agua… No tiene que ser un batido de desgaste.
  • Cabeza baja. Debemos intentar no levantar mucho la cabeza porque hará que el culo se va para abajo. Si queremos calcular la distancia de natación hasta la boya o final de la piscina, tenemos que hacerlo mirando de reojo y al respirar la cabeza debe mirar atrás. Nunca debemos sacar toda la cabeza para respirar.
  • Ayuda profesional. Intensa que alguien te ayude. Un entrenador o profesor de natación que te diga qué haces bien o mal, dónde puedes mejorar, que te grabe si es necesario para que veas tus errores y puedas pulir los pequeños defectos y manías con los que todos nos metemos a la piscina.

Y si leyéndome no me crees te lo dejamos de palabras del propio Ivan Raña que grabó un vídeo junto a Valenti Sanjuan en Sands Beach Active de Lanzarote. ¡Aquí lo tienes!

Tras estos consejos en la natación de un futuro campeón de Hawaii, o eso esperamos, no queda otra que… ¡Al agua patos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *