El Fast Pack de Nike a examen: si hay que correr rápido qué mejor que el Jarama

¿Dónde podemos correr rápido? Puede parecer una pregunta con truco pero no lo tiene. Para correr hay que evitar los transeúntes que nos hacen zigzaguear en nuestro recorrido, los cedas el paso y los semáforos o los mil y un obstáculos con el que los corredores nos encontramos en nuestro día a día. Parece una obviedad pero para correr rápido hay que ir a un circuito.

Hasta el Circuito del Jarama fuimos con Nike para probar su gama de productos más rápida, el Fast Pack. La diferencia entre el que escribe y Kipchoge es más que evidente pero tenía las armas para hacerle frente, solo me faltaron las piernas. Un circuito, los pacers de la marca para marcar ritmos y las zapatillas más rápidas con las que afrontar el reto… No lo conseguí por si había dudas pero hice todo lo que pude.

Calzados con las nuevas Pegasus 34 pudimos dar una vuelta al circuito, que no es llano por mucho que lo parezca en televisión, y probar bajo un sol de justicia sus características principales: cómoda, ligera y versátil. Es una zapatilla para correr rápido a diario, aunque soporta ritmos más lentos sin problema.

Tras una vuelta al circuito de calentamiento, con ritmos entre 5 y 6:30, suaves, pasamos a una competición por relevos entre todos los que fuimos y, aunque esté feo que lo diga, ganó mi equipo. Allí sí hubo que correr rápido en unos relevos de 200 metros (que ya serían 250-300) y en los que había que exprimir las Pegasus sin compasión. No creo que me acercara ni en 5 segundos al rimo del gran triunfador del Breaking2 pero mi percepción era de que iba muy rápido, e igual de reventado terminé.

Un ekin de Nike, junto con Rober Alaiz y Luis Miguel Martín Berlanas, pasado, presente y futuro del atletismo español, nos presentó también la Zoom Fly, una zapatilla revolucionara en el fondo y en la forma, suficientemente rápida para una Carrera, pero resistente para entrenar y que te obliga a correr rápido por su morfología y su placa de nylon con carbono en la suela que ofrece una sensación de propulsión al correr que ‘anima’ a arañar segundos al reloj.

Así que con la buena noticia de que la recuperación de Rober Alaiz va en el buen camino, nos marchamos del Jarama lentos, que íbamos en coche, pero con la sensación de haber ido muy rápido con las Pegasus 34… Y con ganas de más, eso siempre.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *