Tres días para el Ironman de Lanzarote: ‘lesiones’ del último momento, así que… todo bien

¿Habéis oído hablar de la periostitis nerviosa? Es una lesión que afecta a los deportistas, ya sean triatletas o corredores, que después de preparar una prueba durante meses se encuentran en los días previos y empiezan a aparecerles dolores raros, extraños e incluso fantasmagóricos en diferentes partes de su cuerpo. Otros llaman a la periostitis nerviosa, sin que les falte razón, acojone, así que en esas estamos. Llevo arrastrando un dolor de espalda en la últimas fechas que me traté con una maravillosa punción en el fisio que no termina de irse. Mejoró y nado más cómodo, e incluso bien, pero esa periostitis nerviosa hace que cuanto más lo piense más sensación tenga de que me vaya a quedar tieso en mitad del atlántico en el Ironman de Lanzarote.

Como os conté ayer, la última sesión de natación fue bastante bien así que en principio la periostitis nerviosa de la espalda está superada (casi totalemente, no nos pasemos de optimistas) pero no te digo yo que de aquí al sábado no me ‘lesione’ de tres o cuatro partes del cuerpo diferentes. ¡Toquemos madera!

Así que a falta de cuatro días para el Ironman de Lanzarote te despiertas haciendo examen de tu cuerpo, parecía todo correcto así que, aunque cuesta levantarse de la cama, saber que el entreno se limita a 40 minutos de rodaje en bici de spinning el día se ve de otra manera. La verdad es que lo que apetece ya es que llegue el sábado a las 7.00h y lanzarse al agua porque toda esta tensa espera ante el Ironman de Lanzarote es complicada de gestionar: muchos mensajes, muchas sensaciones, muchas ideas en la cabeza, momentos optimistas con otros muchos más reservones, la famosa periostitis nerviosa…

A las 7:45 me subo a la bici en el gimnasio para hacer un rodaje cómodo guiado por los vatios de la bici estática. No he hecho un estudio de potencia ni nada por el estilo pero siempre utilizo la misma bici y mas o menos ya sé cuales son mis umbrales y cuáles los vatios necesarios para dejarme tieso, para ir de paseo o para esforzarme sin desfondarme así que ese era el plan de hoy. La radio con el programa deportivo de la noche anterior y… agradable visita.

El señor Javier de Pablo, podéis seguirle aquí en Twitter, y con el que me había cruzado sin conocernos en otras ocasiones aparece para pedalear a mi vera y regalarme toda su experiencia en Lanzarote. Ha corrido dos veces en la isla, finisher las dos por supuesto, y además de ayudarme con aspectos de la carrera, “no le des vueltas, el viento casi siempre es de frente”, me asesora culinariamente por los restaurantes y lugares de una isla “totalmente tomada por los irlandeses”. Así los 40 minutos pasan volando la verdad, un placer y una suerte haber coincidido justo hoy.

Y después ya a por el día de curro, con la cabeza en muchos sitios pero tratando de sacar las cosas adelante.En lo referente al Ironman, preparando una listita con todo lo que me tengo que llevar y lo que es más difícil, acordarme de llevármelo, pensando en que necesito unos calcetines, un bidón para la bici, unas piernas que no estén agarrotadas por el miedo, agrupar billetes y reservas, descubriendo dolores inexistentes, y disfrutando de este camino que está a punto de terminar… Un punto y seguido por supuesto.

Unas cañas con la familia para terminar el día y despedirme antes del viaje cerraron el día y ya mañana (por hoy) volaré a Lanzarote a última hora del día. Llegaremos allí de noche para pasar cinco días que espero que queden en el recuerdo. Me emociono de escribirlo, al pensarlo, y no quiero ni pensar en hacerlo… Lo que de momento voy a hacer el la maleta, que supongo que podría ser un solo post en sí mismo ya que organizado no soy así, que me puedo volver completamente loco pero bueno, todo forma parte del juego. Mañana os cuento más cosas y sobre todo, os escribiré ya desde Lanzarote.

A la gran mayoría de los que seguís el blog y me animáis ni os conozco pero me siento tremendamente apoyado por vosotros así que solo puedo daros las gracias… Es muy gratificante. Muchas gracias de corazón.

3 comentarios sobre “Tres días para el Ironman de Lanzarote: ‘lesiones’ del último momento, así que… todo bien

  • el 17 mayo, 2017 a las 21:31
    Permalink

    mucho animo campeon¡¡¡¡
    seguro que lo consigues.

    Respuesta
  • el 18 mayo, 2017 a las 10:53
    Permalink

    Muchos ánimos en esta nueva aventura, esperamos ansiosos el post a la vuelta con la experiencia vivida.

    MUCHA SUERTE !!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *