Saleta Castro nos cuenta el ‘test bakala’ que ha hecho en Bélgica: ¿En qué consiste?

Saleta Castro se ha sometido al ‘test bakala’ en Bélgica. Pese a lo que se pueda pensar, no le ha dado por la noche, la fiesta y la mítica ruta de clubes nocturnos de Valencia sino que se ha sometido a una prueba para perfeccionar su rendimiento en las carreras Ironman con un método revolucionario. ¿No sabes en qué consiste? No te preocupes, la propia triatleta gallega nos lo ha explicado pero ella «ni sabía lo que era hasta hace un par de semanas».

En sus redes sociales la triatleta avanzaba que había acudido a Bakala Academy para someterse a un test y saber cuáles son sus necesidades nutricionales tras el último Ironman, del que se tuvo que retirar en el kilómetro 22 con fuertes dolores de estómago. Ante la sorpresa por el test y nuestro desconocimiento, ‘Voy a ser un Ironman’ hablo con la gallega para conocer un poco más el revolucionario método.

Saleta Castro nos cuenta cómo la prueba simula las condiciones de una competición en un periodo de tiempo reducido, en su caso 2:15 horas. «Se realiza en una sala donde se puede variar la temperatura, humedad y altura para buscar la manera mas parecida a la que reaccionará tu cuerpo durante una competición en diferentes estados climatológicos», señala.

«En mi caso hice una hora de rodillo, los primeros 30 minutos un poco por debajo del ritmo competición y otros 30 a ritmo de competición y luego 16 km en una cinta de correr. Todo a una temperatura de 30 grados y 80% de humedad y durante comes y bebes como si fuera una carrera», cuenta Saleta. Al finalizar, «recogen con unas gasas tu sudor y lo analizan y comparan el peso al empezar y terminar».

saleta2Fue su entrenador, Luc Van Lierde, quien le puso en la pista de este test, tras los problemas digestivos que tuvo en Lanzarote. «Sabe lo mucho que he entrenado este año como para tirarlo todo por la borda así que había que solucionarlo. Esperemos que ahora ya vaya todo bien», señala Saleta. La gallega asegura que tras su retirada en el Club La Santa Iroman de Lanzarote «ya no sabía muy bien qué hacer porque esto es algo que me ha dado problemas desde que empecé en la larga distancia». «Ahora ya sé cuanto debo beber y comer para no pasarme ni que me falte», asegura.

Saleta Castro bromea con los resultados que ha dado la prueba ya que «todo lo hacía mal». «Tengo que cambiar prácticamente todo lo que hacía», asegura, y no duda en buscarle el lado positivo: «Es bueno porque significa que todavía tengo mucho que mejorar en todo».

Saleta Castro solo piensa en disfrutar en Frankfurt

Durante su estancia en Bélgica, además de participar en un triatlón en Brujas, Saleta ha probado con una nueva postura sobre la bici buscando una posición más cómoda y eficaz. «Esto y el test bakala van relacionados», recalca.

«¿Te dará tiempo a mejorar y llevar estas mejoras de cara a Frankfurt?» preguntamos expectantes. «A la postura de la bicicleta no se si me dará tiempo a adaptarme. Me noto realmente rara pero ya no noto presión en el diafragma ni en el estomago puedo respirar cómoda así que eso a la larga será muy bueno para mi porque me evitará problemas en la maratón», señala la gallega que muestra su agradecimiento a su entrenador y al profesor Peter Hespel.

A la espera de mejorar sus problemas, Saleta Castro asegura que su único objetivo en Frankfurt es «disfrutar y por fin terminar una prueba en buenas condiciones». Si estas dos condiciones se dan podremos tener un gran resultado (esto no lo dice ella pero nosotros estamos seguros). Mucho ánimo Saleta.

Fotos: Facebook / Saleta Castro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *