Maratón de Sevilla (quedan tres semanas): Los días de lluvia valen por dos

dias-lluvia2Otra semana por delante y con cuatro entrenamientos. Cada vez el Maratón de Sevilla está más cerca y los nervios se hacen cada vez más presentes. No necesito mucho para pensar que nunca terminaré la carrera pero un buen entreno es suficiente para envalentonarme y pensar (para mi) que puedo hacer un buen tiempo… En condiciones normales llega, valga la redundancia, la normalidad: lucharé y sufriré para terminar y eso ya será todo un éxito.

El martes (3-2-2015) toca ir a The Running Company pero el día no ayuda a salir de casa. Al salir del trabajo chispea y al coger la moto para ir hacia Atocha ya diluvia. Tengo que pararme a mitad de camino para ponerme una capa de lluvia y aun así el agua y algo de granizo me duelen en la cara al chocar con la cara. Al llegar, lo esperado, eramos solo siete para el entrenamiento, y como valientes no vamos  a El Retiro.

dias-lluviaEl rodaje fue horrible, mucha lluvia, mucho charco y calado hasta los huesos. Si correr con días de lluvia vale por dos esto debía valer por tres o por cuatro. ¿Convalidará por unos kilómetros del Maratón? No lo creo así que toca seguir esforzándose. Como deja de llover nos toca hacer unas cuestas no sin esfuerzo y finalmente una transición de 1K. Costó más por las circunstancias que por el entrenamiento. Y contento a casa porque era un día de los que cuesta…

Dos días después llegaba algo duro de verdad y el jueves (5-2-2015) tocaban tres series de 5K. Suena el despertador a las 7 de la mañana porque si no no hay manera de sacar tiempo así que a las 7:15 estoy saliendo por la puerta. De calentamiento troto hasta El Retiro y  una vez hago las  series. Es a un ritmo mayor que el de la maratón y cercano al de los 10K.

Los primeros 5K los hago a un ritmo de 5:04 con un muy buen final de serie. Dos minutos de recuperación y otra vez al lío, ahora empiezo bajando la cuesta del Ángel Caído pero no fuerzo al principio porque el resto de la serie es casi todo un falso llano hacia arriba. Mantengo los ritmos de la primera tanda y los mejoro ligeramente con un buen último mil a 4:53,  aunque en ese momento estoy más contento de estar a 25 minutos de meterme en la ducha que del tiempo. En la última serie bajo el ritmo casi a 5:40 aunque el terreno fue todo para arriba, más complicado pero el esfuerzo quedó ahí. Me metí en la ducha con 16,8 kilometros a las espaldas. ¡Well done!

El tercer día de la semana fue el sábado (7-2-2015). Ocho kilómetros tranquilos para soltar las piernas a un ritmo relativamente suave que terminaban con unas progresiones. Estrené la cámara que me regalaron los Reyes Magos e igual, o igual no, pronto habrá un vídeo divertido, a ver qué sale. Un ritmo de 6:11 el minuto ayudó a terminar relativamente entero el día a la espera de la tirada larga del domingo.

Los famosos rodajes largos llegan los domingos (8-2-2015). Tocaban 8 kilómetros suaves y luego 15 a ritmo de Maratón y, curiosamente, los primeros se hicieron muy muy duros. En ocasiones cuesta sin motivo aparente y este era uno de esos días, pensaba en todo momento en lo que quedaba por delante, sufría pese al ritmo bajo y en cada kilómetro aguantando las ganas de volver a casa.

Eso sí, hay un momento en el que el chip cambia y cambia sin motivo aparente. Y llega ese momento en el que no piensas y simplemente corres. Una pierna otra, otra, otra, otra… y así te da la hora, la hora y media o las dos horas. El recorrido además fue exigente con subidas y bajadas continuas que complicaban mantener un ritmo constante. En estos 15 kilómetros el más rápido fue a 5:24 y el más lento a 5:46 lo que al final de los 24 kilómetros que hice dejaron una media de 5:45, sin duda penalizado por los 8 kilómetros iniciales.

A lo tonto llevo tres fines de semana seguidos corriendo más de 20 kilómetros, una cifra que nunca en mi vida había corrido y pese a tener que completar aún muchos kilómetros para la maratón, estoy sin duda algo más cerca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *