Sueños cumplidos y aspectos a mejorar de los Pros españoles en Kona

Terminó el Ironman de Hawaii. La carrera del sábado proclamó a Jan Frodeno y a Daniela Ryf como campeones del Mundo en Kona y los Pros españoles analizan su carrera. Sus puntos fuertes, débiles y aspectos a mejorar en el futuro centran los análisis de Eneko Llanos, Iván Raña y Saleta Castro respecto a su carrera y donde otros español de GGEE, Carlos Aznar, quedó segundo en el Mundial con un carrerón. Aquí tienes las reflexiones de los protagonistas que seguro ya están pensando en Hawaii 2017.

Iván Raña, noveno, esperaba «estar un poquito mejor»

El gallego también explicó en sus redes sociales su carrera en la que «esperaba estar un poquito mejor» y centró su gran problema para no lograr un resultado mejor en la natación, donde habitualmente no suele tener problemas. «Nadando no lo hice bien, y eso hace que la bici sea demasiado agresiva para enlazar con el grupo», aseguraba.

El objetivo de Iván Raña «era llegar a Hawi con el grupo delantero, ya que en la bajada hay más beneficio si estás delante. La maratón a tope y con algunos dolores, lo normal en un Ironman», señalaba sin olvidar que «poco a poco vamos mejorando».

Optimista por naturaleza, Raña saca el lado bueno de la carrera de Kona y es que «tengo unos buenos puntos en el bolsillo para el año que viene, así que tendré un año más relajado de competiciones hasta Kona 2017». No se olvidó de Eneko Llanos al que quiso dar la enhorabuena pese a no haber logrado una gran carrera, «me mola verle aquí, y seguir tirando del carro con él después 20 años asistiendo a mundiales», señaló.

Una foto publicada por Ivan Raña (@ivanranafuentes) el

Saleta Castro: «Un sueño y a mejorar»

La de Pontevedra analizó la carrera un día después de la gran cita y aseguró encontrarse «un poco rara después de tantos años deseando esto». «Ya he cumplido mi sueño de cruzar la linea de meta en categoría profesional y lo he disfrutado pero todo ha pasado demasiado rápido», aseguraba la triatleta de Pontevedra con la medalla de finisher. «La marca que hice no es buena y el puesto es peor pero estoy contenta porque la experiencia que viví ayer ya no me la quita nadie y personalmente esto significa mucho para mi», señaló.

Más profundamente, Saleta Castro analizó la carrera de Kona y asegura que «no me quedó muy contenta porque siento que mi cuerpo ayer no estuvo al 100% pero di todo lo que tenia. Hice una natación buena pero el infierno empezó en el km 20 de bici. Hacia tanto viento que en muchos tramos de llano había que quitar el plato porque me resultaba imposible moverlo». «Estos últimos meses entrené muy bien en este sector y pensé que podría estar un puntito por encima pero todo lo contrario. Me empezaron adelantar los grupos de edad en pelotones y no podía ni tenerlos de referencia, traté de ir mas o menos constante pero muy por debajo de los vatios que tenia marcados», aseguraba.

Además, en la carrera, que últimamente estaba saliéndole muy bien, Saleta Castro señala que «cuando me bajé a correr las sensaciones no eran malas pero sí que notaba las articulaciones con dolores que para mi no son normales. Primero una rodilla, luego una cadera, un tobillo… Traté de poner un ritmo constante y aguantar como fuera. Fueron pasando los kilómetros y en los últimos 12 me di cuenta que podía por fin subir el ritmo». El consuelo de Saleta es que «en los últimos kilómetros pude correr bastante bien y cuando ya iba para meta solo quería ser consciente de todo».

La española se queda con «el pasillo enorme de gente en Ali’i Drive», con «muchísima animándome y pensé, ‘la de veces que he visto y soñado este momento’, no quería que terminará». «Antes de entrar le di un beso a mi hermana, miré al cielo porque sé que mi padre estuvo conmigo en todo momento y crucé la línea de meta del Cto del mundo de Ironman (Kona)», relata orgullosa.

Saleta no se da por vencida y mira al futuro con optimismo ya que cree que «hay mucho trabajo por delante y por suerte tengo margen de mejora. Volveré el día que esté física y mentalmente al 110% para poder exprimirme al máximo». Tras su presencia en Kona asegura que «ninguna otra prueba se le parece y aquí están los mejores del mundo en las mejores condiciones y no se permite ni el más mínimo error. Hay que estar y terminar para saber lo que realmente es».

Una foto publicada por Saleta Castro (@saleta3) el

Sufrida medalla de Eneko en Kona

Eneko llanos quedó en la posición 27 del Ironman de Hawaii. Consiguió «la muy sufrida medalla de «finisher» aunque el vitoriano esperaba un mejor resultado. «Contento con dar lo que tenía, frustrado por seguir con problemas en la maratón y satisfecho de no haber tirado la toalla y cruzar esa línea de meta. Por lo tanto un mix raro de sentimientos y sensaciones ahora mismo».

«Siento no poder ofrecer un resultado mejor a mis seres más queridos, a todos aquellos que me seguís y me apoyáis y a todos mis sponsors, pero os aseguro que he hecho todo lo que he podido. ¡Gracias a todos por vuestro apoyo!», señaló en sus redes sociales tras la carrera de Kona.

Una foto publicada por Eneko Llanos (@enekollanos) el

Gurutze Frades sufrió de lo lindo para ser finisher en Hawaii. «No como nos hubiera gustado pero hoy se ha dado una lección de como afrontar los malos momentos», señaló tras cruzar la líena de meta en una prueba en la qe tuvo muchos problemas de estómago y en la que llegó a vomitar hasta en tres ocasiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *