Saleta Castro: «Sacrificaría ir a Hawaii en 2016 por ganar el Ironman de Lanzarote»

Saleta Castro aparece sonriente, aunque parece cansada, en una cafetería frente al Centro de Tecnificación Deportiva de Pontevedra. Tras 6.000 metros en la piscina con 16 series de 100 a 1:20 -si no quieren acabar exhaustos y además no conseguirlo ni lo intenten- pide un café, y no es el primero del día. Habíamos planeado una salida tranquila en bici pero acabamos hablando con calma mientras llueve a mares en Galicia, casi mejor porque no hubiera aguantado ni 10 km su rodaje suave.

La gallega es optimista, nota su evolución tras el cambio de entrenador y se ve en Kona en un futuro cercano. Eso sí, Lanzarote es Lanzarote y una victoria en ‘su isla’ sería este año un premio mayor que competir en la cuna del Ironman para Saleta Castro.

Pregunta: ¿Qué balance haces de 2015?
Saleta Castro: Acabé bastante bien. Mis objetivos no fueron muy altos pero creo que hice una buena temporada. Termine séptima en Lanzarote, que me fastidió un poquito porque en la maratón hasta el km 12 tuve que ir andando y luego recuperé. Tras esto empecé a entrenar con Luc Van Lierde y el 70.3 Lanzarote me fue muy bien y en Malasia también aunque podía haber salido mejor. El objetivo era entrenar y seguir cogiendo experiencia de cara al año que viene.

P: ¿Qué necesitas para clasificarte para Hawaii?
SC: El corte está en 4.000 puntos aproximadamente y puedes puntuar en tres Ironman y tres 70.3… No todos puntúan igual, los ganadores de los campeonatos continentales se llevan 4.000 y tienen puntos hasta el 40 pero por ejemplo el 10º se lleva 800… Y en un 2.000 como Malasia, con un 10º te llevas 200 y es poco para puntuar.
Voy a hacer dos Ironman más, quizá un 4000 como Sudáfrica o Australia en junio y mi idea es Lanzarote pero si voy a Australia no puedo por lo que espero hacer Sudáfrica a principio de abril y Lanzarote a finales de mayo. Aún no está cerrada la temporada.

P: ¿Te ves en Hawaii?
SC: Lo veo muy difícil pero lo veo posible. Me quedan cuatro pruebas, en Malasia me vi peleando por el pódium, quiere decir que las cosas van bien.

P: ¿Has dado un salto de calidad con Luc Van Lierde de entrenador?
SC: Sí, en bicicleta voy mucho mejor y he cogido fondo en natación. Hasta ahora salía bien nadando pero me sobraban metros y en Malasia ya salí del agua cómoda y en bici aguanté con el grupo… Salvo dos o tres atletas muy superiores con las demás voy mucho mejor. Antes salía segunda o tercera del agua y me empezaban a pasar todas en la bici.

Clasificarme para Hawaii es muy difícil pero lo veo posible.

Pregunta: ¿Por qué el cambio de entrenador?
Saleta Castro: Llevaba un par de años que iba un poco por libre, no encontraba un entrenador que me motivara y que a la vez viera que yo mejorara como quería. Tras el Ironman de este año conocí a Luc y fue el tirón definitivo y comencé a entrenar con él en el Club La Santa. Me motiva más y necesitaba un pequeño cambio.

P: ¿Cómo es como entrenador?
SC: Yo la primera vez que hice un test con él fue en Brujas, su ciudad, y tenía que hacer unas series en la piscina y él me decía, «cuando tú quieras». Yo le miraba pensando, «este hombre que ha ganado dos veces Hawaii me dice esto…» Es una motivación, que esté en la piscina, que venga a correr conmigo…. Imagínate.

P: Notas mejoría en el ciclismo, ¿cómo se mejora en ese sector?
SC: Hay que entrenar mucho. Además de fuerza y series como nadando y corriendo, es pasar horas. Coger volumen y parece que no hay técnica pero si hay técnica de pedalada. La posición es importante también y hay que aguantarla, no vale si te mueves o te desacoplas porque eso te puede dar problemas al correr. Hay que buscar una posición eficaz y cómoda.

P: ¿Cuál es tu mejor sector? Dónde te ves más fuerte…
SC: Ahora nadando, sé que es donde voy estar en cabeza. Siempre voy a estar en los de adelante. En la bici no estoy con las mejores pero si con el grupo bueno y la carrera depende, puedo estar en la quinta o sexta posición.

P: Ahora estas en pretemporada, ¿qué ritmo de trabajo llevas y en qué se diferencia de la temporada alta?
SC: Entreno ahora entre dos y cuatro horas al día y alterno nadar y correr con otro día de bici. Y ahora dos veces por semana hago rodillo, una hora y media con series de fuerza. Un mes antes de Malasia por ejemplo eran de tres horas a siete horas y media. Esto lo hacía una vez a la semana y entrenaba con transición: 180 de bici y correr 5 km u 80 km de bici suave descansaba algo y volvía a salir 40 km de bici -20 suaves y 20 fuertes- y corría 30 u otros días 120 en bici y hacia 25 a pie.

P: ¿Cuáles son tus ritmos suaves?
SC: Un entrenamiento normal, un rodaje de 20 km sería a 4:30-4:45. De cara al Ironman, que hacía las transiciones, intentaba buscar ritmo de carrera y buscaba entre 4:30-4:40. En series de 1K-2K entre 3:50-3:45.

20160107021703P: Gran parte de los triatletas gallegos estáis entre aquí y Canarias…  ¿Qué tiene aquello?
SC: Además de buen tiempo hay mucha tradición, el Ironman de Lanzarote va a hacer el 25 aniversario. La isla sabe lo que es el deporte, se vive desde pequeño y el respeto al ciclista es increíble. Eso facilita mucho, luego las instalaciones son perfectas. Y aquí en Galicia la Federación, desde que empecé me apoyó mucho y a los 13 años ya se me dio la oportunidad y en el centro de tecnificación lo tienes todo para entrenar.

P: Se habla de Pontevedra Ironman 70.3
SC: Para 2019 van a realizar unos campeonatos del mundo multideporte, con sprint, larga, acuatlon, duatlón… Con todas las distancias. El año que viene será en Sidney y en 2019  aquí y para esa cita quieren hacer el 70.3. Habrá que estar.

P: ¿Se puede vivir del triatlón?
SC: Yo ahora mismo vivo del triatlón, es complicado. Hay que pelear, buscar sponsor y organizarte muy bien porque hay que vivir, pagar entrenador, viajes muy lejanos, competir, y mis carreras son muy lejos. Yo tengo mucha suerte y sponsors muy buenos como Tom Tom, CSI Group, Powertap, Club la Santa, Spiuk, Merida, Isostar, Celtic Box, Hed y Sailfish… pero es difícil y hay que negociar mucho

P: ¿Qué te parece el auge del triatlón a nivel popular?
SC: Es bueno, cuanto más se conozca y más gente lo practique mejor, pero también hay que tener cuidado y practicar este deporte y todos con cabeza. Empieza a haber sustos y hay que entrenar y competir con cabeza.

P: ¿Qué hay que hacer cuando te planteas ser un Ironman?
SC: La gente que hace media distancia para terminar al principio lo más importante es que lo que se haga se haga bien, luego está claro que se quiere mejorar pero al principio lo que se haga que se haga bien, con ganas. Que no se obsesionen en cuestas o series, es más importante hacer volumen y trabajo de ritmo bajo, a estar tres días parado y el cuarto día hacer cuestas. Y luego hay que hacer algo de gimnasio, o salir a correr 40 minutos y hacer 100 abdominales al llegar, que no cuesta, tras estirar, o hacer algo de isométrico… No hay que agobiarse que para eso estamos los profesionales.

P: De las tres disciplinas, ¿cuál es más importante?
SC: Una persona que empieza desde cero es muy importante que coja nivel nadando porque no es un deporte natural, no todo el mundo está acostumbrado al agua y en competición con tanta gente causa agobio, te puedes asustar y si no eres capaz de nadar con tranquilidad… Además, nadando coges capacidad aeróbica que te ayuda en los otros deportes. Y es importante un entrenador o alguien que te asesore. Eso es fundamental para cualquier competición de cierta exigencia.

En mi primer Ironman lo que quería era disfrutar

Pregunta: ¿Y la cabeza como se entrena?
Saleta Castro: Yo muchas veces entreno sola, sin música y sin nadie que me ayude. Hay entrenamientos claves que busco hacerlos así e intentar similar lo máximo posible la competición… El problema de entrenar con música es que no te escuchas la respiración y cunado la escuchas piensas, “cómo voy”, y la cabeza lo piensa y al final bajas el ritmo y caminas…

P: ¿Recuerdas tu primer Ironman?
SC: Lanzarote 2012. Nadé bien y salí segunda, pero me sorprendió la bici, que iba controlando mucho, me dicen subiendo Mirador del Río que iba segunda a seis minutos de Michelle Vesterby, pero que estuviera tranquila… Luego me cogió Bella Bayliss y fui con ella hasta boxes, con una mujer que ganó 15 Ironman, yo pensaba que iba a reventar en algún momento pero me puse a correr, que era lo que menos había entrenado, como máximo 60 km semanales, e iba cuarta pero en el último km me pasaron… No caminé, y corrí en 3:40. Me gustó mucho la verdad.
Cuando iba segunda en la bici me decían mi posición y no quería saberlo, solo quería disfrutar y me decían, peléalo que vas a hacer podium y ya me enfade… no quería referencias. Lo quería disfrutar, quería disfrutarlo.

P: ¿Y la post carrera?
SC: Acabé entera pero a las tres o cuatro horas me encontré muy mal porque no me había puesto crema y me deshidraté, además tenía el estómago fatal. Estuve un mes sin comer normal y adelgacé bastante pero la carrera la disfrute muchísimo. Fue un sueño.

P: ¿Es tu mejor recuerdo?
SC: No, fue cuando hice tercera en 2013. Ya me lo conocía porque entrenaba allí en Sands Beach, estaban mi familia, amigos y eso sí fue una gran sorpresa. Venía de Sudáfrica seis semanas antes que lo había preparado muy bien y fue muy mal: camine, hice 4:15:00 en la maratón pasándolo fatal y le dije a mi entrenador que quería ir a Lanzarote porque todo el entrenamiento del invierno no se había reflejado y lo quería sacar… Me guardé un poquito en la bici y corriendo me encontraba muy bien, iba a 4:25 y me decían que guardara fuerzas pero en la última vuelta se retiró Bella Bayliss y en los últimos 10 km pensé que podía ir a tope… y flipando.

A Lanzarote hay que ir bien preparado, si no lo pasas muy mal

Pregunta: ¿Esos cambios de rendimiento a qué se deben?
Saleta Castro: El entrenamiento estaba hecho. Por el calor o en bici me pase o por un mal día no salió o por cabeza. Pero cuando tienes la cabeza bien y el entrenamiento está bien hecho te sales… Cada IM es un mundo

P: ¿Qué Ironman recomendarías hacer?
SC: Yo siempre recomiendo Lanzarote…El circuito es muy bonito, es durísimo por el viento que es horrible pero algo parecido solo lo encuentras en Hawaii. La isla se cierra para el IM. Todos los pueblos por los que pasa la bici son una fiesta y la meta tampoco es que sea un supermontaje pero es muy familiar, estás muy protegida. Te sientes muy arropada por la gente y eso no se paga. A Lanzarote hay que ir bien preparado porque si no lo puedes pasar muy muy mal y decir no vuelvo a correr un IM nunca más.

20160107021702P: ¿Qué piensas en la línea de salida?
SC: Que no me den golpes, sobre todo en Lanzarote que los grupos de edad salen solo 15 metros más atrás y hay un giro en la primera boya a 150 metros. Nosotros salimos desde el agua, ellos vienen corriendo y es muy agobiante, yo solo pienso en escapar y prefiero hacer unos metros de más y nadar tranquila.

P: ¿Si tuvieras que elegir entre ganar Lanzarote o clasificarte para Hawaii?
SC: Me lo preguntó mi entrenador porque para clasificarme para Kona hay muchas posibilidades de que no pueda correr Lanzarote. Si en abril va mal la cosa no voy a poder correr Lanzarote porque daría pocos puntos y es arriesgado porque o gano o no me voy a clasificar, pero es el 25 aniversario de la prueba, mi quinta consecutiva, no puedo faltar.
Él me pregunta si prefiero ir a Hawaii o correr, no dice ganar sino correr… Si me dices ganar Lanzarote a no clasificarme prefiero ganar. Para Hawaii tengo 28 años, sé que va a llegar pero si me dicen que en seis meses gano Lanzarote… voy de cabeza. Solo por correr lo sacrificaría pero me costaría mucho mucho.

Así es Saleta Castro en 15 preguntas

  1. Saleta Castro en tres adjetivos: Cabezona, alegre y sacrificada.
  2. Momento deportivo: IM Lanzarote 2013
  3. Manía antes de competir: revisar todo 40 veces en boxes
  4. Persona a la que admiras: Mi entrenador
  5. Poder de un superhéroe: teletransporte
  6. Un lugar: Lanzarote
  7. Un lugar para perderte: cualquiera de Galicia
  8. Tres cosas que llevarías a una isla: zapatillas de correr, gafas de nadar y una mantita por si hace frío
  9. Un grupo de música: Imagine Dragons
  10. Película: ‘The guardian’
  11. Tu palabra favorita: riquiño.
  12. Último libro que has leído: Los cuatro acuerdos.
  13. Si pudieras ser un animal: un delfín
  14. Un sueño que se haga realidad: ir a Hawaii
  15. Un lema en la vida: «Caer está permitido, levantarse es obligatorio»

2 comentarios sobre “Saleta Castro: «Sacrificaría ir a Hawaii en 2016 por ganar el Ironman de Lanzarote»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *