Iván Raña, 12º en el Ironman de Hawaii: una maratón para soñar

Iván Raña finalizó el Ironman de Hawaii en 12ª posición con un tiempo de 8:34:27 y a casi 20 minutos del campeón de Kona, Jan Frodeno. El gallego brilló en el agua y y estuvo sobresaliente en la carrera a pie pero no pudo dar su mejor versión sobre la bici, mismo sector que le falló en 2014.

Raña había dedicado su entrenamiento a llegar fresco a Hawaii, había cambiado los métodos, recortando la carga con el objetivo de llegar con más chispa a la isla y aterrizó en Kona con tres semanas de antelación después de aclimatarse al calor y al viento en el Sands Beach Active de Lanzarote, el pequeño Hawaii español. Todos los esfuerzos estaban destinados a mejorar la sexta plaza de 2013.

El gallego realizó un sector de natación bueno, junto al resto de favoritos. Solo Frodeno, Potts y McNiece salieron por delante del Pier con cerca de dos minutos pero no era preocupante. Iván Raña salió del agua con los grandes, con un tiempo de 52:52, y evitando la desventaja con la que salió del mar el año pasado.

Llegó la bicicleta y llegó el problema. «Cuando me monté en bici las sensaciones familiares de otras carreras, falta de tono muscular en las piernas, sin capacidad para mover desarrollo o ir con cadencia» ha señalado Iván Raña en su cuenta de Facebook, lo que se traduce en sus tiempos. En los primeros minutos trató de aguantar en la ‘pomada’ y en el kilómetro 85 mantenía una desventaja asumible, -4:12.

Desde ese momento la desventaja fue en aumento y caían los minutos como golpes. En el km 130 ya perdía 10 minutos, en el 150 bajaba a 12:40  y en la T2 Raña se dejaba 20 minutos respecto a Frodeno, que ya iba por el kilómetro cinco de la maratón. Una diferencia insalvable con los que se disputaban la victoria pero con mucho margen de mejora con la carrera, uno de los fuertes de Raña.

El gallego se calzó las zapatillas y a volar… Iván Raña entre en la transición en la posición 31 y a partir de ese momento solo pasó a adversarios. En el km 10 ya está en la posición 25 y con varios atletas a tiro a los que alcanzó en los siguientes kilómetros. En el km 16 ya está en el puesto 22 y dos kilómetros más tarde (km18), se puso 20 y nos hacía soñar con un ‘top 10’.

Seis kilómetros, en el 22, más tarde se ponía en la posición 18, y recortaba diferencias con Frodeno, demostrando que tenía una carrera para ganar, y en el kilómetro 26 se puso 16 pasando a Ben Hoffmann, que había liderado la carrera durante el sector de ciclismo. Lo habrán escuchado mil veces pero el Ironman pone a cada uno en su sitio… Y Raña aún buscaba el suyo.

En el kilómetro 28, Iván Raña mantenía la 15ª plaza y tenía a 3 atletas en dos minutos con 14 kilómetros por delante y en el km 33 se puso 14 con el  puesto 11 a dos minutos. Le quedaban 9 minutos y todo era posible. Cuando Frodeno celebraba su victoria tirado en la alfombra de meta, Raña se ponía 12º y en ese puesto llegó a meta.

Raña realizó el cuarto mejor parcial de la carrera con 2:51:56, por detrás de D. McNamee (2:49:52 y un puesto 11),  Raelert (2:50:02 y segundo puesto) y J. SYmonds (2:50:15 y la posición 23). Frodeno realizó la maratón 25 segungos más lento que Raña.

El gallego terminó en  8:34:27, con un carrerón y con las sensaciones mejorables en bici en las que acusó «falta de tono muscular en las piernas, sin capacidad para mover desarrollo o ir con cadencia». Una pena porque le podía haber hecho mejorar su sexta posición de 2013 pero con la lección aprendida para volver a Kona.

Sin duda, un futuro ganador del Ironman de Hawaii.

ENHORABUENA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *