Cinco reflexiones de Iván Raña tras correr descalzo en Madrid

Iván Raña se presentó en Madrid para recibir un homenaje  y acabó homenajeando a la prueba con un hermoso gesto que quedará en la retina de los amantes de este deporte para siempre. El gallego finalizó sexto en Madrid tras comenzar la carrera a pie en el grupo de cabeza y lo hizo corriendo descalzo, a casi dos minutos del ganador, el noruego Kristian Blummenfelt.

«Siempre nos marcan lo que tenemos que hacer hasta un punto que te llegas a sentir mal tomándote una cerveza. Pero con los años aprendí a hacer un poco lo que me pedía el cuerpo, a disfrutar incluso cuando llegas a la línea de meta en la última posición o te ves obligado a retirarte, a vivir con esa libertad alejada del patrón de otras personas. Al fin y al cabo, solo tenemos una oportunidad para vivir a nuestra manera. Por eso quise correr descalzo», reflexiona Iván Raña en La Voz de Galicia. Un día después el gallego acudió a El Larguero donde reflexionó sobre su carrera.

  • «Descalzo no vas a correr mucho más rápido, yo corro más cómodo»

Ivan Raña descalzo en MadridIván Raña comentó a José Ramón de la Morena para evitar imitaciones problemáticas que «entreno mucho descalzo». «Son sensaciones de disfrutar, sentir el cuerpo el pie… Si empezáis a correr mañana durante una hora os vais a lesionar pero si empiezas poco a poco notarás que vas cómodo, los dedos se usan y lo sentirás… La posición del cuerpo cambia, corres más erguido», señala Raña que pone un curioso ejemplo.

«Si te gusta tocar la guitarra no la tocas con guantes… no tienes sensibilidad» señala Raña que lo traslada a correr por el campo ya que «cuando vas entre rocas notas el impacto pero no sientes la roca… Los chinarritos al principio te hacen daño pero luego tienen que ser cosas más agresivas para que te hagan daño».

  • He aprendido a regularme con 35 años

Iván Raña ha pasado muchos años saliendo de casa por la mañana a entrenar y volviendo por la noche y asegura que «me han tenido que frenar muchas veces». «El entrenamiento sin descanso no te da la forma, hay que descansar. He aprendido a regularme, a parar, pero con mucha edad. Ahora entreno menos, más fuerte y me siento mejor».

El gallego calcula que en los genes está el 50% pero luego está el entrenamiento y trabajo. «Cuanto antes empieces a adquirir la habilidad es mejor. Deja a los chavales correr de pequeños que ahora se prohibe todo…  está desarrollando habilidades», asegura el gallego.

  • No quiero que Hawaii me quede marcado

Tras varios años en los que algo se le atraganta en Kona, Iván Raña reconoce que «el Ironman de Hawaai es un desafío personal, pero quiero quiero disfrutar el día a día…». «Me ha dado tantos palos en mi carrera que no quiero que Hawaai me quede marcado». «Voy a prepararlo lo mejor que pueda. Eso sí, no correrá un Ironman descalzo porque «vas tan destrozado que no sabes por donde pisas. El Ironman es otro deporte.»

  • «He cambiado mi entrenamiento y alimentación

En ese cambio de entrenamiento que Iván Raña asegura llevar a cabo, también ha cambiado su alimentación. El gallego hace una media diaria de 4.000 o 5.000 metros nadando, 80 o 90 km en bici y 15 corriendo «centralizando la bici o la carrera con la natación». Además, Raña intenta comer «al máximo productos naturales, menos químicos y ha quitado el azúcar de su dieta». «Viviendo en Galicia es mas sencillo» asegura el gallego.

  • «El problema lo tienen otros países»

Iván Raña ha analizado las opciones de España en Triatlón en los JJOO de Río y asegura que Javi Gómez Noya, Mario Mola y Fernando Alarza están capacitados para hacer el podio en «cualquier situación que se dé…». «Si hay una escapada en la natación Javi va a estar delante, en una carrera lenta Mario Mola… o en una loca Alarza», asegura Iván Raña.

3 comentarios sobre “Cinco reflexiones de Iván Raña tras correr descalzo en Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *