Alessia Bertolino gana el Ironman Austria: así fue el test previo a Hawaii

La cita en esta ocasión fue en uno de los Ironman más prestigiosos del circuito mundial, en la ciudad de Klagenfurt (Austria) , que en esta edición contó con la participación de 3.200 triatletas representando a 60 países.

Para Alessia Bertolino Triathleta internacional (AWA) y presidenta del C.E. Triatló Penedès Costa Daurada del Vendrell, este IRONMAN era una prueba muy importante de cara a su preparación para el mundial de la distancia que tendrá lugar el próximo 8 de octubre en la isla de Kailua-Kona en Hawaii. Obtener un buen resultado en Austria no era únicamente sinónimo de estar en el buen camino y reafirmar que la preparación para el mundial es la justa, sino también una auténtica inyección de motivación para seguir trabajando duro a poco más de 90 días para la cita en Hawaii. El resultado final no ha podido ser mejor y Alessia Bertolino subió al pódium como ganadora del Ironman Austria en su categoría y obtuvo en la clasificación general absoluta de mujeres la 21ª posición, lo que la situó en Austria entre las top 25 mejores féminas de la prueba.

La prueba se desarrolló en unas condiciones meteorológicas muy exigentes para todos los participantes que en un mismo día sufrieron calor, lluvia en forma de chubascos que descargaron con fuerza cuando se encontraban sobre la bici convirtiéndola en peligrosa, y mucho bochorno como consecuencia de la lluvia caída y que, especialmente durante la maratón, poniendo la capacidad de sufrimiento y el entrenamiento mental de todos los participantes a prueba.
Destacar el alto nivel de los participantes en este Ironman lo que hace aún más meritorio marcar buenos parciales con lo que obtener un buen tiempo final y en definitiva conseguir cruzar el arco de llegada como «finisher». En Klagenfurt estaban representados triatletas de todo el mundo sin importar la raza, el sexo, el país o incluso si padecían alguna minusvalía.

Así fue la carrera en Austria

La evolución de Alessia durante toda la prueba fue excelente, regulando en todo momento el esfuerzo para evitar llegar a la maratón con las energías agotadas manteniendo desde el primer momento el liderazgo en su categoría saliendo primera del agua consiguió aguantar los numerosos golpes que, inevitablemente, en esta primera sección, se dieron especialmente cuando los participantes enfilaron la entrada en el bello pero complicado canal que les llevaría hasta el área de transición para pasar a la acción con la bicicleta.

En la sección de ciclismo Alessia se mantuvo muy prudente al no conocer el recorrido y comprobar que el estado del asfalto en muchos tramos no estaba en las mejores condiciones para rodar en una bicicleta de crono, además la lluvia que empezó a caer en el ecuador de esta sección en forma de aguacero desbocado no se lo puso fácil a los participantes complicando si cabe aún más esta sección lo que le obligo a no arriesgar más de la cuenta si se quería terminar sin sufrir ninguna caída.

En el sector de carrera y con 42 km por delante, su plato fuerte, fue donde Alessia marco un excelente crono y, como es habitual en ella, el maratón lo realizo de menos a más demostrando que la experiencia es un grado y que un Ironman se hace con el corazón pero se termina con la cabeza, permitiéndole ampliar la distancia respecto a la triatleta británica y estadounidense; segunda y tercera clasificada respectivamente de su categoría y que durante la sección de ciclismo siempre estuvieron a escasos minutos de Alessia.

Con la mente en Hawaii

alessia-Ironman-austriaA título personal y fuera del ámbito meramente competitivo, Alessia destaca el espectacular ambiente que durante toda la jornada se vivió durante toda la competición con un público que abarrotaba las calles, carreteras y parques por donde transcurría la prueba, volcado en todo momento con los participantes y animando desde el disparo de salida en la sección de natación hasta que el último participante cruzo la meta: todo un ejemplo a seguir.

A nivel organizativo también destaca la casi perfecta organización; acoger a 3.200 participante incluyendo a los acompañantes no es tarea fácil y, desde el primero al último voluntario, pasando por el “staff” técnico seguridad, sanitarios, etc., siempre cuidaron y mimaron a los participantes con extremo detalle.

En boca de Alessia Bertolino destaca a título personal que, desde el viernes que recaló en Klagenfurt hasta el lunes que finalizó la aventura austriaca vivió, una vez más gracias al deporte, una experiencia de vida única junto amigos y compañeros de entrenamiento: Juan Escala, Carlos Royo, Ruben y Dani Serrano,también socio del club: ellos también son Finishers del Ironman Austria y sin ellos, sin sus ánimos y sin sus muestras de apoyo y cariño antes, durante y después de la competición nada de lo acontecido hubiera sido posible; tenerlos siempre cerca me dio seguridad y me motivaba a cada metro. También y desde la distancia percibí el apoyo y ánimos de todo nuestro club volcado el fin de semana en nosotros. Gracias de corazón a todos!!

Ahora sí, la próxima cita será en Hawai, cuna de este deporte y donde cualquier triatleta sueña en participar: el mundial IRONMAN donde sólo acceden los mejores triatletas del mundo que han obtenido la clasificación en alguna de las competiciones que durante un año se celebran en todo el mundo. Allí estará Alessia Bertolino y Victory Endurance con ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *