Un robot, favorito para ganar la San Silvestre Vallecana 2018

Si sales a hacer tus últimas series de cara a la San Silvestre tenemos una mala noticia para ti. Un robot está cerca de pulverizar todos los recórds y batir el tiempo que está en posesión de Kipchoge. Será la primera vez que un robot corra en la San Silvestre o cualquier otra carrera y es que la prueba madrileña será pionera en introducir un androide de inteligencia artificial en una carrera de ruta.

Relacionado: La San Silvestre no solo se corre: llega el libro ‘La SanSil’
Relacionado: Situaciones en las que se falta el respeto a los corredores

No sabemos si además de populares y profesionales habrá una categoría que sea robots pero no se extrañen si Silvestre 1.0KTM, asi se llamará el robot de la San Silvetre, con autonomía para correr los 10 km y no solo eso, hacerlo a un ritmo de vértigo para terminar la prueba por debajo de los 26:54, récord que actualmente ostenta el keniano Eliud Kipchoge desde 2007, y que hacen de esta marca el 10k en ruta más rápido de la historia.

El robor ya ha hecho varios entrenos ‘de calidad’ pero ninguna sobre el recorrido de la San Silvestre porque el tráfico está abierto por lo que aún habrá que ver si la inteligencia artificial supera con brillantez la durísima avenida de la Albufera y sufre en la cuesta vallecana como los miles de corredores que inundarán las calles de Madrid.

Aunque parezca sencillo, e incluso esté preparado para superar el bache de la entrada al estadio del Rayo Vallecano, un detalle muy característico de esta carrera podría poner en jaque al robot y es la famosa espuma con la que se rocía a los corredores llegando a meta por lo que la organización ha pedido que ‘respeten’ el paso del robot para no interferir su radar de orientación y desviarle del recorrido.

¿Cómo nació el robot Silvestre 1.0KTM?

Esta innovación que se pondrá en práctica en la carrera madrileá nace de un grupo de estudiantes de ingeniería robótica y mecatrónica procedentes de varias universidades españolas, participantes de la carrera, y se comenzó a fraguar en los cajones de salida. “Un año nos presentamos en la salida con unas máscaras de robot para correr la carrera y cuando nos vimos allí pensamos que lo que en realidad molaría sería presentarnos algún año con nuestro propio robot”, afirma uno de los responsables del proyecto.

Después de 30 meses de desarrollo, Silvestre 1.0KTM ya está preparado para enfrentarse a la prueba para la que ha sido creado y puede alcanzar velocidades de hasta 40 km/h, aunque dependiendo de la velociddad tiene una autonomía de entre 10 y 12 km. Silvestre 1.0KTM cuenta con sistema de navegación GPS a través de mapas digitales vía satélite así como con un radar de detección de obstáculos que le permite correr rodeado de gente.

Tras una primera fase de entrenamiento en cinta, se pasó a realizar pruebas básicas de orientación en una pista de atletismo, en las que el androide tenía que ser capaz de seguir la cuerda interior o cambiar de calle por sus propios medios, así como poder mantener diferentes ritmos rodeado de corredores y sin chocarse con ellos. Tras el éxito de todas las pruebas ha llegado la hora de la verdad: el 31 de diciembre llega Silvestre 1.0KTM a la Nationale-Nederlanden San Silvestre Vallecana.

PD: Igual que nosotros hicimos nuestra particular inocentada (PUEDES LEERLA AQUÍ), nos hemos tragado enterita la de la San Silvestre… ¡Enhorabuena compañeros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *