Media Maratón de Getafe: un entrenamiento se convierte en mi primera gran carrera

mediamaratongetafe2

Son las 22:00 de la noche y recibo un WhatsApp de un amigo para ver si voy a correr a Getafe que es la Media Maratón. Como el fisio me ha dicho que puedo hacer tiradas largas pienso que mejor correr con gente que solo en la casa de Campo así que me animo. Decido correr 10 o 15 km y luego me retiro… «Una coca cola light por favor», cambio las cervezas por un refresco que estoy con amigos y me retiro pronto a casa que a las 9:00 pasan a buscarme.

Pereza máxima al sonar el despertador, desayuno pan tostado con aceite y zumo de naranja y me preparo. Voy con Tito y Alex que harán un tiempo bastante bueno así que yo a la hora y media me paro y voy donde estén para no hacerles una faena. Hay ambiente en Getafe, frío soportable y ganas de empezar a correr. Me pongo una crema para calentar los músculos que me pasa Tito, y me mentalizo para ir suave, «como me lesione de nuevo se acabó Sevilla. Hay que ir tranquilo, con prudencia… Mejor no hacer el tonto ni forzar… «. Vamos a la línea de salida y allí ya perdemos a Tito, es un agonías, y a Alex le voy a perder en cuanto se pueda empezar a correr pero bueno, mejor, es un entrenamiento con mucha gente. mediamaratongetafe En esos 21.097 metros que corrí muchas fueron las cosas que se me pasaron por la cabeza y aquí van muchas de ellas.

KM 0: «Venga, vamos a correr, tranquilo, no fuerces, ve a un ritmo tranquilo. Entre 5:30 y seis… Pon Strava… ponte el Larguero, y a correr tranquilo…». […] «Joder, vaya recta larga, una rotonda y seguimos, ¿Por qué no empiezan hablando en el Larguero del Real Madrid?»

Km 1: «Madre mía, al otro lado de la mediana hay gente que ya me saca un kilómetro, me cago en todo. ¿Cómo se corre tan rápido?. En fin, no pasa nada, tu a tu ritmo… A ver si veo a Tito. Nada. A Alex tampoco. Pues nada, sigo corriendo. Me gustaría saber qué ritmo llevo pero paso de sacar el móvil de la funda donde lo llevo».

Km 2: «¿Pero esta carrera no era llana? Pues ala, ya tenemos el clásico tunel que pasa por debajo de una carretera… Serán 100 metros pero cuando piensas que va a ser todo llano esto no gusta. En fin, hay que subirlo no queda otra. Aun vamos agrupados.» […] (Veo una ‘serpiente’ de gente vestida de múltiples colores por delante, miro hacia atrás y ocurre lo mismo…)  «¡MOLA!».

KM 3: (Al llegar al kilómetro tres marca mi reloj 15:03) «Joder, voy más rápido de lo que pensaba». (Me entretengo escuchando el Larguero donde Antonio Romero y compañía analizan la expulsión de Cristiano). «Qué animalito es… ¿Por qué le meterá esa patada al del Córdoba?»

KM4: «No es muy bonita esta carrera la verdad. Esto es como Sanchinarro o Las Tablas pero en Getafe, así que esta zona no está muy animada. Y mira la gente desde las ventanas, nos observa con cara de asombro, al menos hay algunos jóvenes animando aunque los puedo contar con los dedos de una mano que, por cierto, tengo heladas… Eso sí, vaya calor en la cabeza, menuda calorina, me estaré quemando el cartoncito?»

KM 5: «¿Cómo pueden estar pasando corredores por el otro lado de la rotonda…? ¿Cuánto llevarán? ¿Me sacarán muchos kilómetros? Tiene pinta de que son bastante pros… Nada de barriga, nada de sufrimiento, y una carrera académica… Bolly, tú a lo tuyo, cada uno lucha por lo suyo». «¿Veré a Tito? Nada… ¿Cuánto me sacarán?» (Busco pistas y no las encuentro…)

KM 6: «¡PEDAZO DE MERITO!» (Adelanto a un corredor ciego que va con una chica con un guía) «Yo preocupándome por los tiempos, por lo que me sacan unos, por lo que puedo hacer… cura de humildad. La verdad es que hay gente con un merito brutal. No creo que fuera capaz yo en su lugar de ser así…». (Un breve aplauso mientras paso a su lado).

KM 7: (Noto algo en la pierna) «Maldita lesión. O me duele o estoy paranoico… De ser algo es muy leve, espero que no sea nada, voy a modificar la pisada un poco a ver si ayuda. Espero que no me de ahora nada… Voy muy bien y eso me mataría». […] (La pierna me quema) Qué bien la crema de Tito, cumple su misión, quizá demasiado… Joder, me arde por momentos. Eso es bueno… Si no se reproduce el problema creo que puedo terminar pero poco a poco. Queda muchísimo».

KM 8: «Estoy cansado del Barça. 0-6 le ha ganado al Elche y en la radio les están poniendo por las nubes. Que si Messi, que si Neymar… Madre mía que pesaditos. ¿Y este Sanchinarro no termina nunca? Madre mía… ¿Qué gente vivirá aquí? Tendrán piscina y pádel… Creo que no me gustaría vivir en Getafe».

KM 9: «Pensaba que la mitad de la carrera se hacía en el polideportivo del que salimos y no, se ve muy a lo lejos. Cansado estaba ya de escuchar hablar de Luis Suárez. Menos mal que ahora hablan de Gabri, del Villarreal, que se va por 20 kilos al Arsenal. No está mal. y el tío muy majo…». […] «Joder, ahí está Getafe ciudad de nuevo… Parece que volvemos a la ‘civilización’. La mitad está hecho…». […] «Que bien, agua, quiero mojarme los labios aunque sea…» (vacío media botella para que no se caiga al correr, doy un sorbo pequeño).

KM 10: «Maldito túnel… Antes hacia un lado, ahora hacia otro la cuesta arriba. Me sobra la botella, apenas he bebido» (La tiro a la carretera). «Vaya guarros somos, aunque tampoco hay mucha papelera… Estamos en Getafe de nuevo. Deshacemos recorrido que ya hemos hecho… Esto es terreno conocido».

media-getafe
Recorrido de la Media Maratón de Getafe

KM 11: «Joee, voy cansado pero bien… puedo seguir. Voy a hacer 15 y a partir de ahí veremos. Aunque sé que si hago 15 intentaré terminar». (Un grupo de la organización aplaude a los corredores en una rotonda). «Qué alegría, algo de animación, un poco de ánimo. Hay que seguir…». (Volvemos a cruzarnos con corredores). «Tito tiene que ir mucho más adelante pero Igual si Alex tiene un muyyyyy mal día puedo cruzármelo. Ni de broma, no le veo…». (Y sigo).

KM 12: «Mira el polideportivo… En ocho kilómetros tengo que pasar por aquí o quizá en menos, no lo se. ¿Terminaré? Quiero ser conservador pero espero que sí». (El objetivo no es la media sino Sevilla pero no paro de recordar las palabras de Tito). «Si terminas te va a dar una inyección de moral brutal. Sigue tirando bollito…» […] (Cuando necesito ánimos una frase me viene a la mente). «Vamos Bollito». (Y me la repito…)

KM 13: «¿Ahora pasaremos por el estadio del Getafe no? Creo recordar que debe estar por aquí. Nada, ni rastro… Qué raro que no pase por el campo, a mi me gusta ver los estadios de las ciudades a las que voy aunque no sean grandes tempos…».[…] (Escucho por ahí que solo quedan 6 kilómetros). «No no quedan seis, quedan 7… Ya verás lo largo que se te hace el último…».

KM 14: «Esto me suena…». (Llegamos a la zona de la universidad) «He estado alguna vez por aquí con Sabro, qué cariño le tiene a Getafe, ahora que si termino la carrera quedará como el lugar en el que corrí y terminé mi primera media maratón». […] «¿Por qué me duelen tanto los abductores? Nunca me habían dolido… Al menos el isquio va perfecto, y las rodillas no me duelen… Vamos a seguir tirando…».

KM 15: («Vamos Bollyyyyyyyyyyyyy». Por el otro lado de la mediana pasa Tito que no sé cuanto le quedará pero apuesto a que poco). «Qué cabrón, éste terminando y a mi me queda al menos media hora, pero bueno, siempre ayuda un grito de aliento». […] (Empieza a haber gente en las aceras y ayuda, niños que te quieren chocar la mano. En El Larguero, que aún sigue, hablan con un speaker que sabe 8 idiomas….) «¿Ocho idiomas? Y yo lucho por chapurrear el inglés?». (A estas alturas de carrera hace poco para que alguien me caiga mal…).

KM 16: «Esta zona es bastante fea… y me da da que nos van a llevar hasta muy lejos para volver por donde iba Tito…». […] (Escucho a dos chicos hablar y decir que acompañados se va mejor). «Y a mi se me acaba El Larguero, vaya faena, pues Spotify para lo que queda…». […] «Me van a estallar los abductores pero llegando al 17 a ver quién deja de correr… Al final tendría que andar casi lo mismo hasta el polideportivo así que sigo…». (Tengo una botellita de agua y la voy a tirar…). «Alguien quiere el agua que queda? Si no la voy a tirar…». (Nadie quiere, tiro la botella…). «Vamos».

KM 17: «Joder, estoy cansado y me molestan muchísimo los abductores, mucho mucho. Vaya faena… Podría pararme pero…» (Me acuerdo de toda la gente que me apoya, vuelvo a escuchar el «vamos bollito», me acuerdo de mi familia, mis amigos, la pasta que me he dejado en el fisio, me miro la camiseta donde está el dibujo de Ironbolly que me regaló mi hermano, del «si la terminas va a ser un subidón de moral…).  «Para tres kilómetros que quedan lo termino, vamos que si lo termino…».

KM 18: «Bollito entras en terreno desconocido… Nunca has corrido esta distancia, todo lo que venga es sorpresa pero no te duelen las rodillas y no hay noticias del isquio pero sí de la pierna con la crema, sigue quemando. Tengo que comprármela…». […] (Estamos en pleno centro de Getafe, la gente toma cervezas en la calle porque hace buen día y pasamos por delante de una frutería). «Mataría por algo de comida, quizá un trocito de plátano… Sería una buena campaña de marketing de esa frutería dar pequeños trozos de plátano a los corredores…, la gente no piensa por su negocio». […] «El terreno es algo adoquinado pero voy bien de pies, nada de ampollas ni rozaduras y eso que llevo agujeros en el calcetín».

KM 19: «No queda nada. Mira, la universidad… en un edificio de estos me metí con Sabro y se sentó en la mesa donde se ponía cuando iba a clase». […] «Quedan dos kilómetros de nada, por aquí iba Tito antes… La gente ya va cascada y yo voy muy cansado y los abductores comienzan a ser insoportables». […] «¿Podría hacer otros 20 kilómetros ahora? Ni de coña… Me queda un mes para Sevilla y habrá que hacerlos aunque el principal problema son los abductores…por qué me duelen tanto?»

KM 20: «Mira, la residencia de estudiantes… Cómo hubiera molado ir a una». […]. (Por la acera pasan tres con una Orbea, una S-works y una Scott). «Joder, vaya bicis llevan estos… mucho dinero juntos… En cuanto pase Sevilla me tengo que comprar la bici y ponerme a tope con Vitoria». […] «Ya se ven las luces del polideportivo a lo lejos… Estamos llegando».

Km 21: «Solo son ya 100 metros… Te vas a cascar tu primer media… Así casi sin quererlo». […] «SIIIIIII; HAS TERMINADO!!!! BIEN JODERRRRRRRRRRR». Con un tiempo de 1:52:36 termino mi primera carrera de media-larga distancia.

Para mucha gente no será nada pero para mi terminar una media era una utopía hace solo unos meses y me siento tremendamente orgulloso de mi mismo. De luchar, de no rendirme, de seguir cuando me duele todo, de no darme por vencido, de dar un paso mas… Enfilo la recta del campo de atletismo como si fuera solo y creo o que somos muchos… 100 metros en los que me acuerdo de muchas cosas…

Un comentario sobre “Media Maratón de Getafe: un entrenamiento se convierte en mi primera gran carrera

  • el 29 enero, 2015 a las 20:30
    Permalink

    ¡¡VAMos crack!!! TE vas a salir en Sevilla!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *