¿Cuánto cuesta hacer el Ironman de Lanzarote?

¿Por qué no haces el Ironman? ¿A qué esperas? Si te apetece qué te aleja de hacerlo… Pues sí señores, hacer un Ironman es complicado pero no solo por las horas que requiere entrenar, no solo por lo que hay que cuidarse y sacrificarse o por las copas que tienes que dejar de tomarte. Ni tan siquiera por algo tan doloroso como dejar de tomar todas esas hamburguesas que que te apetecen y tienen que quedarse en ninguna, bueno en alguna, bueno en la la mitad, que profesionales no somos…

Una de las grandes complicaciones para hacer un Ironman es el dineral que cuesta. Sí señores, además de dejarnos el alma, el cuerpo y las fuerzas nos dejamos una pasta descomunal. ¿Cuánto? Vamos a hacer una estimación económica de cuánto costaría hacer el Ironman de Lanzarote o Mallorca, dos de los míticos de la marca americana.

Las pruebas son el sábado así que vamos a hacer los cálculos mínimos. Llegaremos el jueves para poder hacer los control de material el viernes, el sábado competimos, el domingo no me puedo ni mover y el lunes de vuelta para Madrid como se pueda. Aquí va un desglose aproximado de gastos:

Avión: En una primera búsqueda elegimos los Ironman de Lanzarote o Mallorca, no salimos de España. Los vuelos a Canarias no los encontramos por menos de 154 euros en Ryanair. Si el destino es Mallorca la cosa se abarata algo, por 60 euros tenemos un vuelo.

Bici: Tenerla la tengo, que también me costó una pasta pero pero ahora me falta llevarla a la carrera. Llevarla en avión no es una buena opción por las posibilidades de que me llegue troceada y además tampoco es barato (75 euros por trayecto en Iberia). Hay empresas que se dedican a ello como BulletBike o Biketransport y su precio a Lanzarote son 200 euros. A Mallorca no varía mucho aunque baja: 160 euros. Manda pelotas que cueste más llevar la bici que llevarme a mi mismo.

Hotel: Voy a estar cuatro noches así que por unos 200 euros espero poder encontrar algo donde poder descansar o pasar las noches en vela sobre un colchón.

Inscripción: Aquí viene el gran rejón. No señores, correr no es gratis. Hacer estas idioteces es muy caro y si son de la franquicia IRONMAN más todavía. Para escuchar el «Ironbolly, you are an Ironman» hay que pagar 550 euros más tasas, en total 583 euros. Casi nada, como para coger un resfriado

Estancia: Pues fuera de casa habrá que comer, estar, alquilar un coche y poder moverte, gastos diarios que al final salen de debajo de las piedras. Vamos a ser austeros y podremos que gastamos 50 euros al día en desayunar, comer cenar, alquilar coche y lo que surja. Copas no tomaré al menos esos días…

Aquí no contaremos los gastos mensuales de entrenamiento, fisio, la bici, el neopreno, el par de carreras de media distancia que hay que hacer para llegar preparado y que también hay que pagar, algún olímpico, el gimnasio mensual… y sigo y sigo y sigo. No es un reto barato.

Pero bueno, dejando todo eso de lado y tras este bonito presupuesto a mano alzada en el que podría ser más caro pero no más barato, la bromita del Ironman sale a 1337 la cara (Lanzarote) y 1203 la barata (Mallorca).

Pues sí, este es un motivo importante para no hacer el Ironman aunque como soy un cabezón ya estoy pensando en la forma de poder financiarlo… Y para eso, entre otras cosas, he pensado en vosotros, en vuestra amistad y cariñó. Pero bueno, de eso ya hablaremos otro día…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *